divendres, 4 de setembre de 2009

Estado de conmoción ( al ver llorar a la Reina )

Sí, aunque más consternado me quedé en la noche de la semana anterior al verle aquella mueca de disgusto!.
Patria o muerte.. dijeron.. y aún hoy sólo se puede sobrevivir bajo el yugo de la Reina, a veces ni nos damos cuenta.. pero, en verdad, nos somete a cada instante!.. una Reina capaz de emocionarse delante de sus súbditos..y luego, a la mañana siguiente, le decimos "buenos días" y al responder con su "buenos días" suelta una sonrisa de oreja a oreja.. que soberbia, que barbaridad; nunca ha sido una relación entre iguales.