diumenge, 16 d’octubre de 2011

..ese hombre dispuesto al sacrificio anónimo.. (agente 477)

Ahora que los señores contibuyentes que pagan impuestos deben sufragar los desmanes de políticos, banqueros y demás desvergonzados patrios es cuando entendemos que la mayor condecoración que le podemos dar a un hombre es decir de él .." dispuesto al sacrificio anónimo" ..sobrecogedora situación en que se encuentra este País; y gentil donación que nos ha hecho Don José Luis Urraca sobre los arxivos de su padre, agente 477 que entregó Lluís Companys a Franco; yo mismo, franquista como soy, también hubiera escrito en mi dietario "Sus ilusiones han caído. Es un pingajo que quiere aparecer, ante sus acusadores, como un hombre recto. Difícil hade serle ante el ambiente que le espera. Esta libertad pasajera del viaje le parece un regalo que la vida le hace antes de abandonarle y quiere degustarlo con todas sus fuerzas. Pero los acontecimientos actuales son demasiado fuertes para que el mundo se digne dirigir su mirada sobre este hombre dispuesto al sacrificio anónimo...".
Y ahora que estamos como estamos, que Gregorio Morán escribió el otro día un artículo terribe bajo el título "Muerte de perro. El poeta (1)"...
..nos impresiona la idea del hombre dispuesto al sacrificio anónimo, en lo que llevamos de crisis..y en lo que aún nos queda por padecer..seguramente aprenderemos a valorar el estigma que supone la leyenda del hombre dispuesto a sacrificarse y además a no ser reconocido por ello.