diumenge, 2 de maig de 2010

Trece rosas como Juana de Arco

De la doncella de Orleans dicen que...los clérigos la condenaron por herejía y el duque Juan de Bedford la quemó viva en Ruán...bueno...menos mal que con el paso de los siglos los verdugos continuan siendo verdugos pero al menos se toman la molestia de mejorar las técnicas de ejecución..y, desde luego, le debemos agradecer a Franco que, con respecto a aquellas 13 rosas rojas, no les aplicara el garrote vil como a Puig-Antich, siendo fusiladas recibieron así los honores militaries..
Ayer ví la peli de Emilio Martínez-Lázaro en la 1 de televisión española..yo que ya estaba harto de tanta basura televisiva...que grata sorpresa poder disfrutar del buen cine! ..no fue nominada para los Oscar porque Hollywood es una mierda..y no me extrañaría que inclusive fuera censurada por la pseudocultura anglosajona!.
Ya con mis 35 añitos no es fàcil cambiar de convicciones...aún así la pintura expresionista de este gran artista que es Martinez-Lázaro me hizo entrever que, realmente, Don Antonio Machado era un hombre más aseado que Don Fernando Valls.
De como "el crimen de Cuenca" de nuestra querida Pilar Miró es una mariconada comparado con las rosas de Martinez-Lázaro, que concretamente este tío me ha dado donde más me duele.. ya nunca más podré decir que Franco era un hijo de puta pero era nuestro hijo de puta... ya lo único que podré decir de Franco es que ha pasado a los anales de la historia de España como un asesino de niñas, delincuente común con delito tan repugnante.