dissabte, 24 de gener de 2009

En Quim Monzó (mientras se alejaba)

Los "catalanes de pueblo" siempre diríamos "en Quim Monzó" y los "pixapins" o "quemacus" dirían "el Quim Monzó".
El último cuento de Monzó ha sido uno donde él mismo se reconoce como actor interpretando a un joven que se ve envuelto en aquel alzamiento en armas contra Napoleón ( sublime 2 de mayo madrileño que todos los españoles de bien recordamos con fervor).
Según parece ( y de forma.. digamos..interesada)..Napoleón estableció la oficialidad de la lengua catalana en Cataluña...;aún recuerdo aquella encarnizada "disputa" pueril entre Monzó y Espriu sobre si el castellano debiera ser también lengua oficial en Cataluña...Monzó defendía que no !!!!!! ....ha pasado largo tiempo desde entonces, el cachorro creció y ya es tan maduro que hasta escribe en La Vanguardia y pide públicamente aumentos de sueldo !!!, me recuerda un poco, salvando las distancias (je, je..),a nuestra insuperable doña Pili Rahola (ex ERC).
Con un país tan majete... sólo un contubernio judeo-masón podría afirmar que la literatura catalana no se encuentra en su máximo apojeo.